miércoles, 13 de octubre de 2010

Epitafio

Un pájaro vivía en mí.
Una flor viajaba en mi sangre.
Mi corazón era un violín.
Quise o no quise. Pero a veces
me quisieron. También a mí
me alegraban: la primavera,
las manos juntas, lo feliz.
¡Digo que el hombre debe serlo!
Aquí yace un pájaro.
Una flor.
Un violín.
Juan Gelman.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Breve paseo por el bienestar y la felicidad

Agobiado por el reposo salgo en busca del bienestar. Con mi amada entre las piernas comienzo la suave cabalgada a través de la sinuosa carretera. Es dulce esa primera sensación que tengo después de que el aire me abra las puertas de su morada para envolverme con suavidad mientras la atravieso, lentamente ahora, velozmente después. Unas veces empuja, otras me detiene; pero siempre entre las serpenteantes líneas de su mundo circulan infinitos aromas y olores. Mucho más seductores y agradables ahora que dejo atrás el enlosado pavimento de la civilización para entrar en un mundo de arcillas y margas, de arenas y polvo. Aromas de sol, olores de sombras. La dulce fragancia de la higuera me hechiza y no puedo resistir la tentación de detenerme bajo su umbrío cobijo para saborear con lentitud y deleite el dulzor y la jugosidad de sus frutos. Unos sorbos del agua fresca de la fuente que a los pies del árbol mana irrigan todo mi ser de la melosidad de esa fruta que lo único que intenta es parecerse a ti sin conseguirlo. El bienestar se apodera de mí. Un nuevo impulso y a lomos de mi nueva compañera afronto un suave descenso mientras la mirada se dirige a ese suave enfrentamiento que se da en el horizonte entre el dulce azul del cielo y el fuerte verde de las encinas, ansiosos por ocupar los espacios que Gaia con su movimiento va derramando entre sus moradores. Mientras nuevos perfumes agrestes, como el del sudor de los animales, el del polvo mojado o el de algún trozo de leña agredida por el fuego, me van envolviendo de nuevo, contemplo como cae la tarde con la lentitud de un telón que al acabar la función, va intentando poner fin al decrépito día y abrirle paso a través de las venas de la vida a una nueva noche llena de la magia y el poder que atesora la oscuridad en la que vive. La felicidad me inunda. Renazco, percibo e incluso llego a vislumbrar el nirvana e.....inesperadamente, y después de adelantarme a toda velocidad ese conjunto de ruedas, dientes y poleas alimentado por los descendientes de podridos dinosaurios y deslizándose sobre los hijos de putrefactos árboles de hace millones de años, se levanta todo el polvo que tranquilamente dormitaba cansado ya de ese constante auparse y acostarse durante el transcurso del día; el enojo de la molestia hace que se arroje contra mi faz y desafiando a esa breve y redonda extensión de mi cara, penetra en mis pulmones descargando toda su furia en ellos, y consigue que de lo más profundo de mis alveolos bronquiales salga un cofj, cofj, cofjjjjjjjj, seguido de un ¡CAGO EN TUS MUERTOSSSSSS!,...¡CABRÓNNNNNNNN!,...¡PUTOS COCHES DE MIERDAAAA!. Tras unos instantes y recobrada ya la calma respiratoria y emocional, retomo el camino de vuelta y medito sobre lo poco que duran los momentos brillantes y lo breve que es la dicha, la felicidad. Sobre si será cuestión de distancias y de alejarse de la civilización o de saber vivir de otra manera lo que nos depara la vida.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Objetores

Si de alguien se puede decir que tiene valor y coraje sin duda es de este hombre, August Landmesser. La fotografía me parece impactante. La encontré hoy navegando. Este tipo como es natural acabó en un campo de concentración; no por la foto sino por relacionarse y tener hijos con una judía, algo que contravenía las leyes para la pureza de la raza aria. Tanto él como su mujer terminaron muriendo. August en la guerra y su mujer en un campo de exterminio.
"EL DESERTOR"
Señor Presidente,
le envío una carta
que tal vez lea
si es que tiene tiempo.
Acabo de recibir
mi cartilla militar
para ir a la guerra
antes del atardecer del miércoles.
Señor Presidente,
yo no quiero hacerla.
Yo no estoy en la tierra
para matar a la pobre gente.
No es por molestarle,
pero es preciso que le diga
que mi decisión está tomada:
voy a desertar.
Al poco de nacer
ví morir a mi padre,
ví partir a mis hermanos,
y llorar a mis niños.
Mi madre ha sufrido tanto
que está dentro de su tumba
y se ríe de las bombas
y se ríe de los versos.
Cuando estaba prisionero
se largó mi mujer ,
se largó mi alma
y todo mi querido pasado.
Mañana de madrugada
cerraré mi puerta
ante las narices de los años muertos
y me iré por esos caminos...
Mendigaré mi vida
por las carreteras de Francia,
de Bretaña a Provenza,
y diré a la gente:
rechazad obedecer,
rechazad hacerla,
no vayáis a la guerra,
rechazad partir.
Si usted necesita sangre,
señor Presidente,
vaya a dar la suya,
como un buen apóstol.
Señor Presidente,
si manda perseguirme
advierta a sus gendarmes:
yo no llevo armas
y pueden disparar.
Boris Vian

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Buscando en la huida.

Hay cosas, objetos e incluso también hechos que suceden que, dependiendo de lo deseados que sean, son por si solos capaces de aglutinar en ellos por un lado todos los deseos y afanes de quien los posee o a quien le sucede y por otro todos los sentimientos de maldad que somos capaces de albergar en nuestro interior los seres humanos.La perla de Steinbeck describe, bajo un lenguaje poéticamente rozando la belleza, la historia del encuentro con la ocasión de realizar sus sueños de Kino y su familia. También su huida y búsqueda. Huyen de la codicia, la envidia, el engaño y la desigualdad más brutal escondidos tras la oscuridad que les persigue. Buscan recobrar el alma perdida y la paz. Y también todos los anhelos que siempre les han sido negados y que ahora habían visto reflejados en ese objeto que ha pasado a poseerlos. Es un viaje a través de parajes inhóspitos. Oliendo el seco aliento del viento. Intentando alcanzar las largas sombras proyectadas delante de ellos por el sol poniente y durmiendo bajo ese oscuro cielo en el que la luna juega al escondite entre deshilachadas nubes. La odisea la concluye un vil trozo de metal que les llevará a franquear el dolor de un lado al otro. Y ahora mientras se pierde en la inmensidad del mar el elemento que ellos creen causante de su desgracia oyen como la canción de la perla de desvanece lentamente hasta desaparecer detrás de un leve murmullo.


domingo, 19 de septiembre de 2010

Mi mundo eres tú........

Me doy cuenta de que me faltas
y de que te busco entre las gentes, en el ruido,
pero todo es inútil.
Cuando me quedo solo
me quedo más solo
solo por todas partes y por ti y por mí.
No hago sino esperar.
Esperar todo el día hasta que no llegas.
Hasta que me duermo
y no estás y no has llegado
y me quedo dormido
y terriblemente cansado
preguntando.
Amor, todos los días.
Aquí a mi lado, junto a mí, haces falta.
Puedes empezar a leer esto
y cuando llegues aquí empezar de nuevo.
Cierra estas palabras como un círculo,
como un aro, échalo a rodar, enciéndelo.
Estas cosas giran en torno a mí igual que moscas,
en mi garganta como moscas en un frasco.
Yo estoy arruinado.
Estoy arruinado de mis huesos,
todo es pesadumbre.
Jaime Sabines.

lunes, 13 de septiembre de 2010

I am lost to the world

Estoy perdido para el mundo
en el que solía pasar tanto tiempo;
Hace tanto que no ha sabido nada de mí,
que muy bien puede creer que estoy muerto.
Es irrelevante para mí
que me crea muerto,
no lo puedo negar,
porque realmente estoy muerto para el mundo.
Estoy muerto para el tumulto del mundo,
y descanso en un lugar tranquilo.
Vivo solo en mi cielo,
en mi amor, en mi canción.
Friedrich Rückert.

viernes, 10 de septiembre de 2010

Abandono


Hace un par de días amanecí triste, nublado y frío. En esas ocasiones un té y vagar autocompadeciendome suele ser lo habitual. ¿Porque no?, pensé. No. Mejor un paseo. Si. Iria a un lugar que me pone las pilas. La calle del abandono. Es una calle ancha, larga y solitaria. Va desde el el arrabal del desapego hasta el estrecho callejón de la aceptación. Calle no apta para cobardes, tristes e infelices y habitada por valientes. Algunos arrepentidos ya de su audacia y otros, los que no, seducidos por la soledad. Espacio donde cruzar miradas de comprensión. Lugar donde el tiempo y la prisa no existe. Dueño vital en toda ella el segundo, el pasado no fué, el futuro.....¿que es?. Patearse esa calle es vivir intensamente. Es flotar de lado a lado acunado por la brisa del bienestar. Mirar el cielo. Sentir el aire. Oler la esencia de la vida. Es una lástima ser todavía cobarde. Maldito lastre. El miedo pesa demasiado. Bueno será solo una visita breve. Un ensayo más. Otra tentativa. Pero volveré. Con tesón. Una y otra vez. Quizas en alguna de ellas encuentre mi lugar y consiga quedarme.

domingo, 5 de septiembre de 2010

ESPECISMO

Si somos libres y por lo tanto responsables de todos nuestros actos deberiamos estar mirando continuamente la consecuencia de cada uno de ellos. Todos las tienen. Todos. Hasta los más insignificantes. Es interesante pararse con tranquilidad ante cualquier acción rutinaria de nuestra cotidianeidad y siguiendo todos los pasos ver los efectos que tiene sobre nuestro entorno, que o quienes son afectados y hasta que grado por ella. En algunos casos apenas ocurre nada significativo y en otros veríamos que estamos contribuyendo en mayor o menor medida a que determinados comportamientos se den y se prolonguen en el tiempo. Algunos absolutamente salvajes, infames, odiosos, miserables y repugnantes, como es el caso de todo lo que dejo a continuación en esta entrada.
Hace unos dias en Mysofa alguien comentaba un documental sobre el maltrato animal. EARTHLINGS se llama. Recomiendo verlo. Es una manera de abrir los ojos y despertar para que el que no lo haya hecho todavia. Un recordatorio para los que ya eramos un poco conscientes de que algo como lo que nos enseña está ocurriendo. Con él tambien he descubierto la palabra ESPECISMO. Especismo es la asunción por parte de los humanos de la creencia en una superioridad discriminante y amoral sobre el resto de las especies que pueblan el Planeta e incluso sobre la Naturaleza. Esto nos ha llevado hasta donde estamos en estos momentos a nivel ecológico y a no vislumbrar un futuro nada ilusionante para este lugar en el que vivimos. Especismo, racismo, sexismo,....todas estas palabras significan solamente marginación y bajo ellas está siempre la explotación, el maltrato y la muerte brutal en muchos casos de quienes las sufren. A continuación van un par de videos que son un pequeño resumen del documental y de toda esta barbarie que se comete a diario. Son imagenes crueles y muy duras, pero más lo es el que esté sucediendo.


Sería bueno que cada vez que nos llevamos a la boca ese grano de soja, ese rodaja de pescado o esas inocentes salchichas, así como cuando nos vestimos y calzamos cada día, reflexionaramos sobre si lo estamos haciendo todo lo bien que podemos y no estamos contribuyendo a que esto siga repitiendose todos los días.

jueves, 2 de septiembre de 2010

LIBERTAD

¿Y si fuésemos capaces de obviar el dolor y tener la habilidad mental de controlar los pensamientos que nos crean las emociones? Sobre todo los de los que nos hacen sufrir, evidentemente. Es claro e indiscutible que cuando la vida nos golpea de alguna manera damos, aunque sea inconscientemente, una respuesta emocional y a continuación, dependiendo del grado de dureza del golpe recibido sobreviene el dolor. Esto es inevitable. Es algo instantáneo. Creo. Casi, supongo, como el dolor físico provocado por un golpe o algo parecido. Pero después de estos primeros momentos de reacción digamos instintiva viene la fase en la que tenemos la responsabilidad de todo lo que vayamos sentir. Imaginemos que después de la agresión recibida tuviésemos la destreza suficiente para sentarnos frente a frente con los pensamientos generadores a su vez de todos nuestros sentimientos y elegir los que realmente fueran beneficiosos para nosotros. Aprender a alimentar solo a esos y dejar morir de inanición a los demás para que no crezcan y terminen engulléndonos hasta disiparnos dentro del dolor. La libertad para hacerlo la tenemos. Solo deberíamos aprender a ejercerla. ¿Utópico?,…puede ser. ¿Difícil?,…seguro. Pero el control sobre este aspecto psicológico de nuestras vidas es lo que nos puede dar el mayor grado de autonomía emocional que podamos imaginar. Es la libertad con mayúsculas. La auténtica libertad.
Julie ante el brutal impacto recibido toma la decisión de hacerse cargo de sus sentimientos, empezar de nuevo intentando olvidar y dejar a un lado todo lo que podría causarle un dolor que en un principio la llevó a pensar en el suicidio. Pero elige vivir. Ella lo decide así. Y haciendo uso de esa libertad intentará sufrir lo menos posible. Arduo y espinoso camino. Las dificultades serán enormes. El pasado le exigirá sin descanso que recuerde que una vez estuvo ahí.

Otro poema sonoro y visual de Kieslowski. Me fascina sobre todo el tema de la fotografía, los encuadres y el color de toda la peli. En esta he descubierto los fundidos en negro. Los hace siempre después de una toma preciosa bajando poco a poco la luz, generando unos contrastes admirables, para terminar en la más absoluta oscuridad. Negro. Irrumpiendo después el azul a lomos de la música hábilmente dirigida por las riendas del dulce rostro de la Binoche.







domingo, 29 de agosto de 2010

Dobles emociones.

Dos vidas paralelas. Circunstancias diferentes. Distintos finales. Un paseo por el mundo de la emociones, los sentidos y la sensualidad. Pura belleza estetica, visual y acústica.



miércoles, 18 de agosto de 2010

Sin pasado.

He despertado de un sueño a una pesadilla. La de saber que no soy. Que estoy solo. Mi pasado?....los pasados tienen que ser vividos para ser. Y mi futuro?...mi futuro es pasado y no será. Besos que me dieron,…besos?... solo falsos recuerdos, engaños en mi mente. Como puede ser? Y mis caricias, mis abrazos?...donde fueron a parar?De lo que creía nada fue. De lo que imaginaba nada allí estará. Me rebelaré, escaparé de mí destino hacia el lugar donde nunca nací, donde pretendí existir y que nunca he pisado. Allí viviré mi futuro y esto, esto será mi pasado.

lunes, 16 de agosto de 2010

No mates a un ruiseñor


Hace unos días y a propósito de la condena a muerte por lapidación de una pobre inocente en Irán víctima del fanatismo religioso y del machismo mas exacerbado, comentaba con un amigo y también habitante de la blogosfera, lo profundamente asqueado que me siento de pertenecer a la misma especie tanto de los jueces que condenan como de los cientos de verdugos callejeros que ejecutan la sentencia. Gentes que amparados en la sombra del que se le aproxima para hacer lo propio con la suya arrojan en forma de piedra todas sus insatisfacciones, traumas y demás mierda mental sobre ese débil y desvalido ser humano.
Se, soy consciente de ello, que hay, que existen en las profundidades más abisales de los miles de millones de personas que habitamos esta esfera viajera del Universo, unos miles, quizás algún millón de individuos que piensan y sienten de otra manera. Y sobre todo son conscientes de todo eso que genera su materia gris. Hablo de ese ser consciente de ello porque creo que en el fondo y al final de todos nuestros actos siempre sabemos si hemos actuado de manera correcta, no sé de acuerdo con que reglas exactamente , pero es aquello de sentirnos bien con lo que acabamos de realizar.
Estos u otros ejecutores de este tipo de sentencias y otras parecidas no creo que salvo enfermedad mental cierren los ojos con tranquilidad cuando se les acaba el día.
Hoy, hace un rato, algo me ha hecho recordar todo esto que acabo de escribir y reflexionar sobre ello y alguna que otra cosa más. Es, se trata de una película, solo una película, aunque quizás sea de las mejores que he visto nunca,….. Matar a un ruiseñor.
La historia se desarrolla en el sur de los EEUU hace casi un siglo,…. aunque bien podría darse todavía actualmente en muchos sitios de nuestro “moderno” mundo…. y es un triangulo formado por un pequeño pueblo, sus habitantes y una forma mayoritaria de ver la vida. Entre sus habitantes están Atticus y su familia. Este abogado es un hombre sereno, reflexivo, responsable, generoso e inteligente. Sus hijos Jem y Scout se forman de esas cualidades, de sus palabras, pero sobre todo de sus actos. Un hombre que piensa que para comprender a sus semejantes se ha de intentar ver las cosas desde su punto de vista, de calzarnos con sus zapatos y caminar con ellos. Solo esa manera de comportarse hace que sea respetado profundamente en el pueblo a pesar de sus ideas.
Desde el mundo de los niños, ese lugar mágico y lleno de fantasía donde todo es aventura y diversión, la historia se va adentrando en el universo de los adultos, un territorio cuajado de fanatismo, odio racial e injusticia social.
El prestigio de Atticus va a meterle de lleno en una lucha por la defensa de los derechos de un ser acusado de algo que no ha cometido. El conflicto está servido y será un enfrentamiento con una sociedad y unos individuos que no comprenden que se puedan hacer cosas por pura generosidad y dignidad. Solo por poder andar con la cabeza bien alta como Atticus les dice a sus hijos. Desde este momento se suceden escenas y diálogos que van subiendo el tono magistral de la película, con dos partes diferenciadas. Hasta que empieza el juicio y desde ahí hasta el final de la historia. La primera parte termina con un alegato lleno de ternura en defensa de Atticus por parte de la pequeña Scout frente a la chusma hostil y linchadora. La segunda, aunque no es el final de la historia, termina con el alegato final de Atticus en defensa del acusado. Algo que recomiendo leer porque es un resumen de lo que Mulligan, el director nos quiere contar. Es una declaración contra el racismo, los prejuicios, la hipocresía y contra el sistema de justicia y los jurados populares. Y esto en boca de Atticus, un hombre que ante la violencia de un escupitajo responde cerrando los puños y con una mirada llena de dignidad hacia su agresor cobra una fuerza que realmente resulta emocionante.
El tramo final de la película es fascinante, plagado de escenas y diálogos llenos de justicia, ternura y emoción. Con un Attticus abrazado a su hija Scout y prisionero de sus palabras….hay hombres destinados a realizar las tareas desagradables de los demás y….NO MATES A UN RUISEÑOR porque solo están aquí para cantar y regalarnos los oídos. Admiro a este hombre y más a lo que representa.
Completando todo esto, un Gregory Peck genial, dándole vida a ese Atticus desde una actuación en la que nos deja todos los matices expresivos del personaje. Mary Badham, Scout la hija de Atticus,sublime y con una credibilidad pasmosa. La música de Elmer Bernstein, el B/N, la fotografía, todo en definitiva hace de estas 2 horas una maravillosa obra del Séptimo Arte.

viernes, 13 de agosto de 2010

Nómadas o Nodamás


Cuatro vidas. Rutinarias. Llenas de cuelgues, paranoias, fobias y soledad. En un cruce de su camino, la vida les permite encontrarse y todo pasa a ser diferente. Nómadas nodamás. O yo no lo pillo, casi que será eso con toda seguridad. Supongo que Gonzalo Lopez Gallego intenta contar muchas más cosas pero yo me he quedado al otro lado del abismo. Sin embargo un par de cosas me han llevado hasta los créditos finales. La música, con Portishead, Ella Fitzgerald y algo de Mozart. Y sobre todo la fotografía que me ha parecido buena de verdad. De una estética un tanto retro. Buenos desenfoques y con unas composiciones fuera de la normalidad. Algunas geniales. Una gozada. Una pena no tener la capacidad de ver más cosas










miércoles, 11 de agosto de 2010

Atado y bien atado

Nada es casual, todo está debidamente preconcebido y estudiado, pero tengo un arma que no dispara,...LA INFORMACIÓN.
LA INFORMACIÓN ES RESISTENCIA.

La libertad de la cárcel

Dentro puedes ser libre
La prisión puede estar fuera
Libertad de pasos cortos
Cárcel de larga correa.


Esclavo en la calle, cautivo de la morfina. Prisionero en su casa, galeote de un error. Ingresó en la cárcel y recobró la libertad. Ahora Frankie está fuera y vuelve con recobradas esperanzas y energía a lo que cree que será una vida nueva. Pero fuera, en su mundo nada es nuevo, todo sigue igual. Sus amigos, su mujer, su amante, sus explotadores, el camello y la morfina. Todos siguen igual. Solo sus ansias de vivir y ser libre le podrán sacar de todo eso. Se siente limpio y ahora es un proyecto de baterista. Es lo que quiere.
La lucha está servida. Todos esperan que Frankie siga siendo el hombre del brazo de oro. El esclavo. El cautivo del error, y Frankie tendrá que luchar contra todo eso y hacer que la voluntad, la suya, se imponga al deseo, también el suyo. Todo está en su contra, todo su entorno, temeroso de perder una de sus víctimas. Incluso su mujer, explotadora de una falsa situación para retenerlo junto a ella. Solo Gorrión, su amigo y Molly, su amante, están cerca de él intentando que Frankie no vuelva a fracasar. Pero finalmente Frankie sucumbirá momentáneamente a toda la presión y a su cobardía para enfrentar los problemas, lo que le hará huir en dirección al hombre que le esclavizará de nuevo el brazo, la vena y….la mente. El mono es de nuevo su dueño y el timbero, el hombre del brazo de oro ha vuelto. ¿Por cuánto tiempo se quedará?
El hombre del brazo de oro me parece un estudio bastante aproximado sobre el enganche a la droga, sobre todo teniendo en cuenta la época en que está hecha. Dice mucho del conocimiento de Preminger sobre este tema. Los que hemos vivido de cerca este mundo y sus consecuencias en los individuos vemos claramente lo próxima que está de la realidad actual en lo que a este se refiere. Nada varía mucho de la película a lo que ahora se vive. Entornos de marginación, desempleo y explotación, junto con las debilidades personales de cada sujeto siguen siendo el germen que convierte a personas libres en esclavos.
Unos personajes llenos de soledad y falta de esperanza. Una mujer y una amante, demostrando lo que en alguien como Frankie puede hacer una u otra. La mujer-remora intentando que todo siga como está para su propio beneficio aunque eso signifique la destrucción para él.. La amante y madre por momentos, intentando que todo cambie y que la vida sea por fín diferente para los dos. Un trabajo bastante bueno en general de todos los actores. Papelón de Eleanor Parker, la mujer. Sinatra bastante bien, con algunos momentos como el del mono muy logrados. Kim Novak sensual y maternal, algo difícil de conjugar pero que consigue hacerlo. Y la música, el jazz, y como decía una amiga sobre Anatomia de un asesinato, los excelentes carteles y créditos de Saul Bass completan una peli bastante buena de Preminger, con una escena final que es lo que más me ha gustado. Frankie y esa mirada perdida en dirección al futuro. Con Molly a su lado.

martes, 27 de julio de 2010

TIEMPO DE REFLEXIÓN


Inmensa cadena
que cada quien lleva
del tiempo.
Eslabones
que desaparecen y resurgen
en el mar finito
de la conciencia;
vivencias,
que inclinan la balanza
de la reflexión
al blanco o al negro,
a lo real o a lo sublime.
No existe tiempo pasado,
las imágenes que se construyen
son del presente;
pero pasado tan sólo
un segundo,
regresan al origen
del cual habían escapado.
El presente,
suspiro del tiempo
donde no existe reflexión;
porque en su relampagueante paso,
sólo se vive el instante,
y un segundo es su medida,
y éste no tiene principio ni fin.
El futuro,
utópico sueño,
por no estar vivo;
son conjeturas
que se basan en el pasado,
y en él quedan
al formarse en el presente.
¿Existo en ti?
me pregunto con angustia,
soy sólo tiempo pasado,
¡no existo!
puesto que en el segundo vertiginoso,
no se reflexiona sobre la importancia
de vivirlo,
encontrándome en tan sólo un instante
como parte de tu pasado;
y no podré pertenecer a tu futuro,
porque sencillamente no existe.
Que tristeza es pensar
que no soy nada en ti;
aunque consuela mi pesar,
el pensar
que existiré un segundo
en tu presente,
al escapar un instante
de tu pasado.
Victor Ponce Gallo.

jueves, 22 de julio de 2010

AGUA DE LEVANTE

Para mi la música, una canción, siempre es un viaje, una aventura para los sentidos. A este tipo, Zenet, lo conocí hace más o menos un año. Fue de esas veces que escuchas y sientes en el mismo instante. Supongo que los momentos emocionales influyen en esto, pero esta vez el impacto ha sido mayor.

Oirle es empezar el viaje en un bolero para terminar en el jazz. Y en la ruta de cada canción se puede pasar por el flamenco, la salsa o el tango. Es una mezcla continua de géneros y estilos, pero siempre cercana, familiar, casera. Es viajar en bicicleta, llenandote del aroma de todo lo que rodea al camino.

Su voz va desde sonidos que hacen que te deslices con suavidad hasta los que abren asperas grietas en el asfalto del silencio.

Junto con unos músicos auténticamente buenos que le acompañan forma un conjunto que realmente me emociona. Siempre me invita a cantar con el.

Dice: " Que bonito sería/ jugarse la vida/ probar tu veneno/ que bonito sería/ arrojar al suelo/ la copa vacía".

domingo, 18 de julio de 2010

STAND BY

Hay una parte de los seres humanos de la cual nacen, digamos, los buenos sentimientos, los sentimientos nobles.El vivir la vida con corazón.Del corazón se dice a menudo que vienen esos sentimientos.Harto difícil.El corazón es un musculo encargado de mantenernos con vida.Algo que hace a la perfección.......pero del que nunca nacerá algo que no sea un bombeo perfecto.Esos sentimientos nacen, como todos los demás, de nuestros pensamientos, a su vez generados por nuestro cerebro, por nuestra mente.
A veces en la vida de algunas personas , hay momentos, en la que por diferentes motivos, elegimos un camino que está reñido con ese tipo de sentimientos.Esa zona que los genera deja de latir.No muere , digamos que se queda en Stand by.Pero así como ha dejado de latir, en cualquier momento, puede otra vez volver a revitalizarse y generar esa noble visión de la vida.
A Thomas le sucede algo así.En un momento de su vida, tiene que elegir , entre la música o los negocios inmobiliarios .Elige lo segundo.Un duro camino.De una dureza extrema.De latir su corazón se ha parado.STAND BY.Si no fuera así no podría desarrollar su trabajo.Apalear,asustar ,engañar.....todo eso es parte de su vida, de su quehacer cotidiano, en la que la violencia y el dinero forman una pareja perfecta.No hay lugar para las relaciones , si no es con gente de ese mundo.El amor no encuentra espacio.Ni siquiera hacia si mismo.No hay sosiego .No hay paz.No hay nada que no sea apalear, asustar, engañar.Violencia y dinero.
Algo pasa.De repente.Un encuentro.Y todo cambia.Sin saber porqué el stand by se apaga.La vida empieza a circular otra vez por esa zona dormida.Hace mucho tiempo que no la usa.Va a ser difícil.Pero ya no hay vuelta atrás,La música.El piano......y los dioses de esos dos mundos......Mozart, Liszt, Chopin, Debussy, Brahms, Tchaikovsky, Bach, con sus ayudantes.....sonatas, sinfonías....adagios, andantes , allegros...., serán sus aliados en el cambio.El mundo en el que vivía no le quiere dejar escapar fácilmente.Pero Thomas ha descubierto otra vez sus manos como elemento creador de algo más que no sea violencia.El amor vuelve otra vez a su vida.También sentimientos que hace tiempo no tenia.Solidaridad, ayuda.....La paz.El sosiego.Ya no puede con la violencia.Ni con el engaño.El dinero pasa a un segundo plano.Aún así la vida le pondrá a prueba otra vez.Con dureza.Flaqueará.Estará a punto de ceder.Pero esos aliados con los que cuenta , han entrado de lleno en su vida.Ese corazón late con fuerza.Con mucha fuerza.La música y el piano son ahora los dueños de su vida.Nunca más en STAND BY.

miércoles, 2 de junio de 2010

SOY UN CABALLO

Soy un caballo
Indómito impenitente
Un caballo cierto inverosímil
Haciendo mía una carrera delirante
Insolentando cábalas
Estrechando mis crines con tormentas
Rompiéndome los cascos entre piedras
Perdido el norte
Por una memoria roja y asombrada
Surcando praderas con huellas de patas empolvadas
y mi estiércol
signado por la hierba
con ríos de sudor sin cauces
Regando espigas muertas
Soy un caballo
Con sensación de brasas en el cuerpo
Que degüella al viento con el cuello
Vibrando a cada paso
Con un furor extraño
Con ese olor a lejanías
Con aquel lujo inútil de tener la sangre hirviendo
Y vivo un vértigo perpetuo
Derrocho violentamente adrenalina
Amo el sol
Y soy amante ciego de aguaceros
Del relámpago y la brisa
Me muevo ardiendo bajo este vientre azul
tan cóncavo y perfecto
Soy un caballo
Una rara suerte de huracán cayendo por el suelo
y levántandome
Bordeando abismos
Ventilando ironías
Un caballo que ama con estrépito
Sin adormecer instintos
Un caballo que espera finalmente
Una metamorfosis dura hacia la nada
Y un galope sereno hacia el silencio
Voy hiriendo mis ancas
Sin sangre ni anestesias
Lamiendo mis heridas
Con escrupulosa exactitud
Sufriendo una agonía casi humana
Mientras que en instintivo gesto
Mastico yerbas secas
Mecidas de este a oeste
Y voy errante y voy errando
Altivo en mi locura
Sudando gastándome
Pasando apresurado por orillas siempre eternas
Sumiéndome gigante en el misterio
Sin frenos ni riendas ni destino
Mi andar se torna recio
Las espinas del camino son espuelas
Sin par me vuelvo eléctrico
E indecisas mis orejas no escuchan mas al trueno
mis ojos condolidos agravan su mirada
Sin medir riesgos en los desfiladeros
Y se hace piel el pelo
Cuando comprendo que
Soy apenas un cuadrúpedo en silencio
Alucinando una confusa majestad
de mi sombra sin un reino
Y están presentes
curvadas flautas de bambú
en circulo perfecto
Mi rumbo está perdido
Mi norte yace muerto
Atravieso a ciegas una alfombra trajinada
por los otros Y mis marcas que son nada
se quedan prisioneras de un desierto
Vadeo un río y
Y nada mas parece que yo estuviera huyendo
De mi sombra de mis vicios
Y de pronto un relincho quebrando este silencio
Bajo el manto que hice mío y que me abriga
A mi tan grande tan blanco tan mojado
Y a la mañana no soy mas que evocación de
un frívolo placer
Un zoológico secreto de alquimistas
El sustento de alguna tarde de buitres
con anemia
O el objeto del deseo de potrancas
confundidas en corrales con su celo
Soy un caballo triste
Mezclado con sigilo
con extrañas variedades de huesos
de animales muertos de hace tiempo
Mimetizando un cuerpo largo y tenso
Con infinitas carreteras
con los frutales colores de un semáforo
O con la estúpida altivez de rascacielos
Hay ironía en mi pellejo
Hay dolor en mis temblores
Hay orgullo y junto a mi hay ángeles y espectros
Soy un caballo solo
Tal vez triunfante tal vez vencido
Con los músculos de piedra esqueleto de hierro
y el corazón de carne
Sin un corral
Sin amos
Corriendo desbocado una sorda carrera
Porque una noche hace ya un tiempo
Bebí de un manantial sagrado
Y comprendí que esa carrera loca
Era una forma venerable de morir.
Marita Troiano.

sábado, 22 de mayo de 2010

NOSOTROS LOS HOMBRES

Vengo a buscarte, hermano, porque traigo el poema,
que es traer el mundo a las espaldas.

Soy como un perro que ruge a solas, ladra
a las fieras del odio y de la angustia,
echa a rodar la vida en mitad de la noche.

Traigo sueños, tristezas, alegrías, mansedumbres,
democracias quebradas como cántaros,
religiones mohosas hasta el alma,
rebeliones en germen echando lenguas de humo,
árboles que no tienen
suficientes resinas amorosas.

Estamos sin amor, hermano mío,
y esto es como estar ciegos en mitad de la tierra.
Jorge Debravo

viernes, 23 de abril de 2010

VENGANZA

Ese amanecer no fue el de siempre. El de cada día. Sentía que esa primera y tímida luz, le había quitado la vida a la larga noche. Una sensación desagradable. Fría. Profunda. No era un mal sueño. Ni sus restos. El día era claro. Fresco. Limpio. Lo que a él le traía, lo trocó en oscuro. Podrido. Sucio. Era la consecuencia del mundo en el que vivía. Un mundo cruel. Duro. Injusto. Racista.
El germen de un sentimiento se arraigó en su interior. Hasta crecer e invadir todas sus emociones. Ya no era él. Solo era ese sentimiento. Y él lo alimentaba. Con el pasado. Y con lo que ese negro día le había dejado. Ahora él gobernaba su vida. Anulaba todas sus emociones. Solo vivirían aquellas que le fueran útiles. Y era obligado que así ocurriera. Solo de esa manera podría cumplir su objetivo.
Y una vez que toda su vida. Su fuerza. Su inteligencia. Su voluntad, se pusieron en manos de ese deseo, fue ejecutando cada uno de los pasos que le llevaban hasta el final de su propósito. Trabajar. Sin objetivo. Música. Como vehiculo. Alcohol. Por combustible. Menores y adolescentes. Como víctimas con las que follar. Que no amar. Eran solo pasos intermedios. En su camino. Ese camino del que su fin ya veía
Y su dueño. Ese deseo. Esperando. Como araña en su tela. Y hacia ella llevó, a sus nuevas víctimas. Las que colmarían sus ansias. Inocentes. Entregadas. Y ante ellas. En ellas. Desató toda la violencia de tanto sentimiento y deseo reprimido. Mordió. Sus sexos. Con violencia y brutalidad. Bebió su sangre. Y en sus últimos momentos les escupió su secreto. Y mató. Y se recreó en la muerte. Hasta ver como la vida abandonaba sus cuerpos. Y gozó con ello. Hasta culminar con orgasmos, la crueldad de sus actos.
Ahora siente que muere. Que está muerto. Él. No su deseo. Su dueño le abandona. En busca de otros cautivos que cumplan sus objetivos. Como consuelo, le deja su nombre…me llamo… VENGANZA. Su próxima víctima será él mismo.
Polémica novela esta de Boris Vian. Como parece ser también, parte de su obra. Un libro que llevo a mis manos como mecanismo de hacer mas llevadero el tiempo en una sala de espera. Y se convierte en protagonista de ese tiempo, deseando que la espera sea lo más larga posible (¿raro eh?), para no tener que dejarlo sin terminar. Es directo, duro, cruel. Como su titulo, parece escupir en vez de narrar el relato. Pero engancha desde el principio hasta el final. Racismo, alcohol, violencia, sexo, y la venganza como hilo conductor de todo esto son los ingredientes de este escupitajo en la cara que nos lanza Boris Vian.

sábado, 10 de abril de 2010

SERES ESPECIALES


*De un salmón para una trucha.
Cuando intentamos hablar de algo, escribir sobre un tema, generalmente buscamos similitudes, comparaciones que expliquen con más claridad lo que queremos contar. Tenemos esa capacidad que nos hace más fácil la comunicación con los demás.
Si la vida pudiera elegir ser otra cosa para mostrársenos de una manera más clara y que se nos hicieran más asequibles la comprensión de sus inagotables misterios, seguro que elegiría,….yo estoy convencido de ello…. ser río.
Imaginad…..hay algo físico que podamos sentir, ver, oír o tocar que se asemeje tanto a la vida como un río? Tanto la vida individual como la VIDA llamémosle colectiva podrían serlo perfectamente. Cualquier época, momento, faceta, etc, que quisiéramos explicar estaría reflejado en él. Desde sus nacimientos…big-bang vitales…hasta su desembocadura final en el mar de la eternidad. Y en el intermedio entre aquello que no recordamos y esto que no conocemos, un vaivén de sucesos como en cualquier río que se precie de serlo. Quien no ha tenido en su vida un momento remanso cristalino y lleno de paz? …o no se ha sentido como agua de cascada arrojado al vacío sin piedad y arrastrado sin consideración por la caudalosa corriente de este rio que es la vida. Una corriente que nos lleva o pretende llevarnos a todos por las mismas “aventuras” o caminos cual aburrida procesión de semana santa. Y aquí es donde quería llegar, porque este curso vital está habitado por seres. Vivientes, vividos, vívidos y vividores. Entre ellos….y ni mejores ni peores…..hay seres “especiales” que intentan salir de ese flujo de ideas inerte y sin compasión……seres que se niegan a no tener iniciativas vitales propias, a no ser dueños de sus vidas. Que les importa la gente, y así la miden, como decía alguien de los personajes de la generación beat, por lo que aportan y tienen que decir y no por lo que ganan, pagan o por lo que pesan sus títulos y medallas. Seres que no son lo que hacen, son lo que viven. Que su vida no es su profesión, ni se acaba en los quehaceres cotidianos. Aquello de: …..Tu que eres?., y la respuesta: …..yo SOY carpintero, taxista o ingeniero….y realmente solo es eso, su vida empieza y acaba ahí. Esos seres especiales son mucho más de lo que hacen, serían, primero por la diversidad de sus actos y segundo porque esa misma diversidad no les permite ser nada único, un fiel reflejo de esa palabra tan de moda….”biodiversidad”.
Y en esta época en la que SER funcionario es la espuma más alta y limpia de río y el color, el aroma de la corriente es el del conformismo y el “dejarse llevar”, ….eso sí, libremente…..como si la libertad del barquito de papel puesto sobre el agua fuera tal libertad,….estos seres son un autentico soplo de aire fresco.
Cierto es que del porcentaje que emprende la aventura de nadar contracorriente, de remontar rápidos y cascadas, una gran parte termina cediendo….y bien prisioneros de las raíces del manglar de la comodidad o agarrados a esos troncos tranquilos y salvadores de la excusa de la edad….al final sus huesos terminarán también en ese aburrido, inmenso y eterno mar.
A los especiales les espera lo diverso, divertido e incluso a veces trágico…..remontar como los salmones y acabar sus vidas después de un gran orgasmo vital….o en la boca de un grizzly.
ENTRE LIMONES está escrito por un ser de esos,….especiales,….creo yo. Alguien que gozando o pudiendo hacerlo de una vida cómoda decide dar un paso definitivo en coger las riendas de su vida e irse a vivir en plena Naturaleza. Lugar: Las alpujarras granadinas. De ese paso y de los siguientes es de lo que habla en su libro Chris Stewart, ex-batería de los primeros Génesis. Desde su llegada allí hasta su establecimiento y consolidación. Y lo hace bien. Este que ahora escribe y garabatea estas líneas ha vivido ese proceso y doy fe de que mientras leía volvía a vivirlo otra vez. Habla de hechos. Y de personajes. Que parecen ser típicos y comunes a todos los lugares en esa vivencia de volver a la Naturaleza.
Decía que habla de hechos, pero también de su rebelión en contra de los establecidos tradicionalmente.
Decía que habla también de su llegada, establecimiento y de lo mágico de esos días. De mirar, ver sitios y lugares y en un momento dado pensar y decir:…”este es”. De lo duros, vitales y enriquecedores que son esos primeros momentos. De las escondidas capacidades que todos tenemos y que una vez quitado el tapón del conformismo y el miedo afloran y empezamos a ser de verdad nosotros mismos.
Habla también de personajes. De los que habitan el lugar desde que allí nacieron y de los que como él, “seres especiales”, llegaron buscando el encontrarse. Con los tradicionales tendrá más encontronazos que encuentros, con sus afines todo lo contrario, aunque con alguna dificultad dada la singularidad de estos seres.
ENTRE LIMONES es un libro ameno, escrito desde la sencillez y que a mí me ha hecho revivir momentos que si no olvidados sí que estaban en el lugar donde reposan los recuerdos.