miércoles, 11 de agosto de 2010

La libertad de la cárcel

Dentro puedes ser libre
La prisión puede estar fuera
Libertad de pasos cortos
Cárcel de larga correa.


Esclavo en la calle, cautivo de la morfina. Prisionero en su casa, galeote de un error. Ingresó en la cárcel y recobró la libertad. Ahora Frankie está fuera y vuelve con recobradas esperanzas y energía a lo que cree que será una vida nueva. Pero fuera, en su mundo nada es nuevo, todo sigue igual. Sus amigos, su mujer, su amante, sus explotadores, el camello y la morfina. Todos siguen igual. Solo sus ansias de vivir y ser libre le podrán sacar de todo eso. Se siente limpio y ahora es un proyecto de baterista. Es lo que quiere.
La lucha está servida. Todos esperan que Frankie siga siendo el hombre del brazo de oro. El esclavo. El cautivo del error, y Frankie tendrá que luchar contra todo eso y hacer que la voluntad, la suya, se imponga al deseo, también el suyo. Todo está en su contra, todo su entorno, temeroso de perder una de sus víctimas. Incluso su mujer, explotadora de una falsa situación para retenerlo junto a ella. Solo Gorrión, su amigo y Molly, su amante, están cerca de él intentando que Frankie no vuelva a fracasar. Pero finalmente Frankie sucumbirá momentáneamente a toda la presión y a su cobardía para enfrentar los problemas, lo que le hará huir en dirección al hombre que le esclavizará de nuevo el brazo, la vena y….la mente. El mono es de nuevo su dueño y el timbero, el hombre del brazo de oro ha vuelto. ¿Por cuánto tiempo se quedará?
El hombre del brazo de oro me parece un estudio bastante aproximado sobre el enganche a la droga, sobre todo teniendo en cuenta la época en que está hecha. Dice mucho del conocimiento de Preminger sobre este tema. Los que hemos vivido de cerca este mundo y sus consecuencias en los individuos vemos claramente lo próxima que está de la realidad actual en lo que a este se refiere. Nada varía mucho de la película a lo que ahora se vive. Entornos de marginación, desempleo y explotación, junto con las debilidades personales de cada sujeto siguen siendo el germen que convierte a personas libres en esclavos.
Unos personajes llenos de soledad y falta de esperanza. Una mujer y una amante, demostrando lo que en alguien como Frankie puede hacer una u otra. La mujer-remora intentando que todo siga como está para su propio beneficio aunque eso signifique la destrucción para él.. La amante y madre por momentos, intentando que todo cambie y que la vida sea por fín diferente para los dos. Un trabajo bastante bueno en general de todos los actores. Papelón de Eleanor Parker, la mujer. Sinatra bastante bien, con algunos momentos como el del mono muy logrados. Kim Novak sensual y maternal, algo difícil de conjugar pero que consigue hacerlo. Y la música, el jazz, y como decía una amiga sobre Anatomia de un asesinato, los excelentes carteles y créditos de Saul Bass completan una peli bastante buena de Preminger, con una escena final que es lo que más me ha gustado. Frankie y esa mirada perdida en dirección al futuro. Con Molly a su lado.

3 comentarios:

Alicia dijo...

buena pinta tiene la peli, aun no ha caido creo que me la reservo para algún moment "ceremonia" pero el Preminger es un animal dirigiendo y Saul bass qué puntito tiene :)
Un besi paco, diviertete tú també ;)

Krust dijo...

Una vez se ha estado en contacto con ese lado oscuro de la debilidad inducida, sea por la causa que sea, cuesta un mundo (otro) salir adelante y la marca que deja es como un estigma grabado en el alma para siempre, pero se puede conseguir, cueste lo que cueste, el premio vale la pena!!!

Un abrazo, Paco.-

Paco dijo...

Te gustará Ali, aunque Anatomia... es mucho mejor para mi gusto.
Es cierto Krust, complicado mundo este de la voluntad, el deseo, las debilidades y los enganches. Al fin y al cabo todos estamos enganchados a algo, incluso al intentar no estarlo a nada. Bueno, siempre que no nos encadene demasiado habrá que llevarlo con dignidad.
Abrazako, como dice Ali.