jueves, 22 de julio de 2010

AGUA DE LEVANTE

Para mi la música, una canción, siempre es un viaje, una aventura para los sentidos. A este tipo, Zenet, lo conocí hace más o menos un año. Fue de esas veces que escuchas y sientes en el mismo instante. Supongo que los momentos emocionales influyen en esto, pero esta vez el impacto ha sido mayor.

Oirle es empezar el viaje en un bolero para terminar en el jazz. Y en la ruta de cada canción se puede pasar por el flamenco, la salsa o el tango. Es una mezcla continua de géneros y estilos, pero siempre cercana, familiar, casera. Es viajar en bicicleta, llenandote del aroma de todo lo que rodea al camino.

Su voz va desde sonidos que hacen que te deslices con suavidad hasta los que abren asperas grietas en el asfalto del silencio.

Junto con unos músicos auténticamente buenos que le acompañan forma un conjunto que realmente me emociona. Siempre me invita a cantar con el.

Dice: " Que bonito sería/ jugarse la vida/ probar tu veneno/ que bonito sería/ arrojar al suelo/ la copa vacía".

2 comentarios:

Krust dijo...

Pedazo descubrimiento, Paco. Así de entrada, me ha encantado!
Entre el repertorio, "Estela" me ha gustado mucho, tope cabaretera...

Un abrazo.-

Paco dijo...

Me alegro Krust que te haya gustado, estoy seguro que a medida que lo vayas escuchando te gustará más. Ademas como mezcla y toca muchos estilos siempre tiene alguna canción para cada momento.
Gracias por la visita y abrazo para ti también.